Blogs y noticias

ANÁLISIS | La retórica contra Ucrania ha saturado los medios de derecha y ahora ayuda a entregar victorias de guerra reales a Putin

Nueva York (CNN) — La guerra informativa de Vladimir Putin en los medios estadounidenses rindió frutos este fin de semana con una victoria clave al otro lado del mundo.


A unos 8.000 kilómetros de un Washington paralizado, Ucrania se vio obligada a entregar la ciudad de Avdiivka a las fuerzas rusas, dando a Putin uno de sus triunfos más monumentales en meses.

Atrapados y dados por muertos, soldados ucranianos heridos en Avdiivka intercambiaron mensajes desesperados mientras la ciudad caía

Como señalaron Julian E. Barnes, Thomas Gibbons-Neff y Eric Schmitt, del diario The New York Times, es una “señal del impacto en el campo de batalla del fracaso del Congreso de Estados Unidos, hasta ahora, para aprobar más ayuda militar, a medida que los menguantes suministros de proyectiles de artillería hacen aún más difícil mantener la línea”. Nick Paton Walsh, de CNN, añadió: “Es un momento crucial, en el que tanto los avances rusos como la atrofia occidental amenazan con transformar la mayor guerra terrestre en Europa desde la década de 1940”.

Esa atrofia ha tomado forma en el Congreso, donde la financiación estadounidense para continuar la ayuda a Ucrania se ha estancado, amenazando con derrotas aún más devastadoras para la nación de Europa del Este en su lucha por defender sus fronteras de la brutal invasión rusa lanzada por Putin hace dos años esta semana.

Pero no está claro si el Congreso, con el Partido Republicano en la Cámara de Representantes, aprobará un paquete de ayuda realmente ambicioso. El presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, ya ha indicado que la financiación de US$ 60.000 millones aprobada por el Senado no podrá ser aprobada por la Cámara Baja. Y ha dicho en privado a los republicanos que “no hay prisa” por abordar la cuestión.

Como republicano, Johnson se encuentra en una situación difícil, políticamente hablando. Aunque el Partido Republicano fue en su día vehementemente belicista hacia Rusia, considerando al país postsoviético como su principal adversario en la escena internacional, se ha suavizado considerablemente en los últimos años y gran parte del partido se opone activamente a enviar más dólares a Ucrania para seguir luchando contra Rusia.

Fue hace poco más de una década cuando Mitt Romney, entonces abanderado del partido, declaró célebremente que Rusia era “nuestro enemigo geopolítico número uno”. En los años transcurridos desde entonces, el partido ha cambiado radicalmente de opinión sobre Rusia. Una encuesta de CNN realizada el verano pasado reveló que un asombroso 71% de los republicanos no apoya la ayuda adicional para frustrar la guerra de Putin contra Ucrania.

Vista general del humo que sale de la planta química y de coque de Avdiivka el 15 de febrero de 2024 en el distrito de Avdiivka, Ucrania. Crédito: Kostiantyn Liberov/Libkos/Getty Images

Gran parte de la actitud del Partido Republicano hacia Rusia se debe a un cambio casi total en la retórica de las personalidades y los medios de comunicación de derechas, provocado en gran parte por el ascenso de Donald Trump al poder en la política del Partido Republicano. Mientras que los actores más importantes de los medios de comunicación de derecha solían defender fervientemente las doctrinas de política exterior de los neoconservadores, ahora siguen los pasos de Trump y rechazan vehementemente los puntos de vista que una vez sostuvo el Gobierno de de George W. Bush.

Tal vez el mejor ejemplo de esta transición sea Tucker Carlson. El antiguo presentador de Fox News fue en su día muy crítico con Putin, caracterizándolo sin rodeos como un cruel “dictador”. Pero en los últimos años, Carlson ha abandonado su postura, inundando el espacio informativo de la derecha, sobre el que una vez imperó como rey, con una retórica pro-Putin que en la práctica equivale a propaganda rusa. La postura de Carlson se puso de manifiesto de forma patente recientemente, cuando viajó a Moscú para mantener una charla informal con Putin, ampliamente denunciada, y después procedió a grabar una serie de videos propagandísticos en los que ensalzaba la supuesta grandeza de Rusia.

ANÁLISIS | Putin se marcha con una victoria propagandística después de suave entrevista que le hizo Tucker Carlson

Mientras que figuras como Carlson han promovido a Rusia y Putin, simultáneamente han destrozado a Ucrania y a su líder Volodymyr Zelensky, promoviendo teorías conspirativas de que el país interfirió en las elecciones de 2016 y que escondía laboratorios de armas biológicas. Carlson, por ejemplo, comparó a Zelensky con alimañas y se ha pronunciado enérgicamente contra el apoyo de Estados Unidos a Ucrania. Comentaristas de derecha como Carlson han cuestionado por qué se gasta el dinero de los contribuyentes para ayudar a Ucrania a defender sus fronteras cuando Estados Unidos lucha por asegurar su propia frontera sur (aunque un reciente proyecto de ley bipartidista destinado a abordar ambas cuestiones fue rechazado por los republicanos de línea dura).

La retórica ha tenido un impacto considerable en las opiniones del partido, que ahora reflejan sus líderes electos. En efecto, se puede trazar una línea recta entre el comentario y el fracaso del Partido Republicano de la Cámara de Representantes a la hora de aprobar la financiación que proporciona a Kyiv fondos y armamento críticos para contrarrestar la agresión de Putin.

“El distanciamiento del Partido Republicano del apoyo a Ucrania muestra cómo en el Partido Republicano todo fluye aguas abajo de las obsesiones y prioridades de los propagandistas de derechas”, me dijo el martes Matt Gertz, miembro sénior de la organización de vigilancia progresista Media Matters. “Tucker Carlson y los de su calaña querían respaldar la invasión de Putin, sus implacables mentiras se ganaron a la base del partido y, en última instancia, sus cargos electos han adoptado su postura”.

“Hemos visto este mismo patrón una y otra vez: Fox News y similares toman conceptos básicos como ‘es una buena idea vacunarse contra el coronavirus’ y ‘la insurrección del 6 de enero fue mala’ y les dan la vuelta, y las élites republicanas inevitablemente les siguen”, añadió Gertz. “Gobernar basándose en lo que obtiene audiencia para los artistas de mentira no es forma de dirigir un país”.

Compartir articulo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Author picture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las Ultimas Noticias

Greta Thunberg es detenida por la policía durante una protesta contra combustibles fósiles en Países...
Claudia Sheinbaum se ausenta a ensayo general previo al debate de candidatos presidenciales para “no...
Reporte: médico israelí dice que palestinos detenidos están siendo sometidos a amputaciones “de rutina” por...
Primer debate presidencial por las elecciones en México 2024: tema, moderador, a qué hora y...

Noticias Recientes

Clima

Nuestras redes sociales