Blogs y noticias

“No es el hombre adecuado para el puesto”: ¿Qué se esconde detrás de la impactante dimisión del primer ministro de Irlanda?

(CNN) — El primer ministro Leo Varadkar generó conmoción en Irlanda cuando anunció con franqueza la semana pasada que “ya no era la mejor persona” para dirigir su país.

El Taoiseach tomó por sorpresa a periodistas, legisladores de la oposición e incluso miembros de su propio gobierno con su decisión de dimitir por lo que llamó razones “personales” pero “principalmente políticas”.

El hombre de 45 años se había convertido en un rostro familiar en el escenario internacional, habiendo sido noticia en 2017 cuando, a los 38 años, se convirtió en el primer ministro más joven de la historia de Irlanda. El primer líder gay y mestizo de Irlanda pronto se convirtió en el rostro de una Irlanda nueva y más liberal, guiando un cambio social progresista a través de una serie de referendos exitosos.

Había retomado el cargo de taoiseach en diciembre de 2022 como parte de una rotación de puestos acordada por el gobierno de coalición formado tras las elecciones generales de 2020.

En las últimas semanas, Varadkar había recibido elogios por su solidaridad con el pueblo de Gaza, desafiando al presidente Joe Biden por el apoyo sostenido de Estados Unidos a Israel durante una visita a Estados Unidos la semana pasada.

La corresponsal política del Irish Times, Jennifer Bray, recibió menos de una hora de aviso de la sorpresiva declaración del taoiseach este miércoles. Bray le dijo a CNN que la renuncia se produjo como un “rayo caído del cielo para todos”.

Gary Murphy, profesor de Política en la Universidad de la Ciudad de Dublín, dijo que había una “cierta humildad” en el discurso, que no suele asociarse con un político que a menudo se percibe como “distante” y “carente del toque común”.

Murphy dijo que “un taoiseach que renuncia sin ninguna presión de su partido para hacerlo no tiene precedentes en el estado irlandés”.

Incluso Varadkar parecía estar todavía recuperando el aliento el jueves por la tarde cuando dijo a los periodistas reunidos en Bruselas para una cumbre de líderes de la UE que la decisión todavía no se había “asimilado”. Trató de disipar los rumores de que un escándalo podría estar acechando en el horizonte, enfatizando que “ningún evento” o “una sola cosa” provocó su renuncia.

A pesar de esto, persisten dudas sobre el momento de su decisión, a menos de tres meses de las elecciones locales y europeas. Su sucesor, que en gran medida sería el ministro de Educación Superior, Simon Harris, tendrá que liderar el partido político de centroderecha, Fine Gael, contra una oposición enardecida.

“Un hombre con prisa”

Leo Varadkar ha sido descrito a menudo por los comentaristas como un “hombre con prisa”, habiendo conseguido el puesto más alto del país después de menos de 10 años en la política. Después de una breve carrera como médico, Varadkar ascendió rápidamente a la cima, trabajando en puestos de alto perfil como ministro de Salud y ministro de Transporte.

Después de ser nombrado taoiseach en 2017, rápidamente se promocionó como un líder para la gente “que se levanta temprano en la mañana”, prometiendo traer prosperidad y estabilidad financiera a Irlanda tras una devastadora crisis financiera.

Y aunque figuras de la oposición y algunos comentaristas lo tildaron de defensor “thatcherista” del neoliberalismo, Murphy insiste en que Varadkar “nunca gobernó así”.

“Su administración, incluso antes [de la pandemia de Covid-19], no tenía reparos en gastar dinero público, simplemente no tenía capital político ni crédito”, dijo Murphy.

El firme liderazgo de Varadkar durante la pandemia no fue algo de lo que debamos burlarnos, añadió Murphy. El gobierno irlandés adoptó un enfoque más cauteloso con respecto a las medidas de bloqueo que, aunque en ocasiones impopulares, culminaron en cifras de casos y tasas de mortalidad significativamente más bajas que las de su vecino más cercano, el Reino Unido.

También obtuvo una victoria significativa con su manejo de la saga del Brexit, dijo Bray, señalando su éxito al “romper el estancamiento en torno a un Brexit sin acuerdo” en 2019. Su habilidad para manejar al ex primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, “no resonó. Sin embargo, con el público irlandés, que quería escuchar menos sobre Brexit y más sobre las soluciones a lo que era una crisis cada vez más profunda de vivienda y personas sin hogar”, según Bray.

La gestión de Varadkar de la crisis inmobiliaria en particular será probablemente la mayor huella en su legado. Bajo ambos mandatos como taoiseach, el fracaso de su gobierno en alcanzar los objetivos de vivienda asequible ha dejado a una generación de votantes jóvenes sin poder comprar viviendas.

Durante su mandato, Irlanda logró deshacerse de algunas de las normas sociales conservadoras propagadas por la Iglesia católica, mediante referendos que legalizaron el matrimonio entre personas del mismo sexo y levantaron la prohibición del aborto. Este sólido historial llegó a su fin a principios de marzo, cuando un referéndum para eliminar una referencia constitucional al lugar de la mujer en el hogar fue rechazado rotundamente , en una contundente derrota para Varadkar y su gobierno.

La “gran escala” de la pérdida “debe haber tenido un impacto en su decisión de ir”, comentó Murphy, diciendo que Varadkar pudo haber sentido “cierta responsabilidad” por eso.

Un sucesor experto en redes sociales

El ministro irlandés de Educación Continua y Superior, Simon Harris, anunció el viernes que se postulará para convertirse en líder del Fine Gael. (Crédito: Nick Bradshaw/PA/Alamy/Sipa)

Como varios pesos pesados ​​políticos, incluido el ministro de Finanzas y presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, se negaron a lanzarse al ring, el escenario está listo ahora para que Simon Harris se convierta en el próximo taoiseach.

Muchos consideran que el hombre de 37 años que saltó a la fama durante su mandato como ministro de Salud durante la pandemia es un “reflejo” de Varadkar, dijo Murphy. Sin embargo, Harris, un comunicador más afable y eficaz, ha conseguido un gran número de seguidores en línea gracias a su uso frecuente de plataformas como Instagram y Tik Tok.

“Simon Harris ha prometido aportar energía y vigor al cargo, y Fine Gael espera poder conectarlos con un electorado cada vez más distante: los votantes más jóvenes”, dijo Bray.

Mary Lou McDonald, presidenta del partido de oposición Sinn Féin, que ha ido logrando avances constantes desde 2020. (Crédito: Charles McQuillan/Getty Images)

Se enfrentará a una oposición galvanizada en la forma del partido nacionalista irlandés Sinn Féin, que ha logrado avances constantes desde su impresionante éxito electoral en 2020. El partido, liderado por Mary Lou McDonald, ha aprovechado el fracaso del gobierno para abordar el problema de la vivienda en En particular, prometiendo al electorado que tiene las políticas para poner fin a la crisis.

La pregunta principal es si Harris tiene “la sustancia política detrás del esmalte”, añadió Murphy, diciendo que su “gran desafío” será presentar algunas ideas que “atrapen a los votantes” antes de las próximas elecciones generales, que deben tener lugar antes de Marzo de 2025.

Compartir articulo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Author picture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las Ultimas Noticias

Greta Thunberg es detenida por la policía durante una protesta contra combustibles fósiles en Países...
Claudia Sheinbaum se ausenta a ensayo general previo al debate de candidatos presidenciales para “no...
Reporte: médico israelí dice que palestinos detenidos están siendo sometidos a amputaciones “de rutina” por...
Primer debate presidencial por las elecciones en México 2024: tema, moderador, a qué hora y...

Noticias Recientes

Clima

Nuestras redes sociales