Blogs y noticias

CNBC: Tres formas de reducir la factura del supermercado de la mano de una experta

Jasmine Taylor sabe un par de cosas sobre cómo controlar un presupuesto.

En enero de 2021, se encontró con $60,000 en deudas estudiantiles y otros $9,000 en deudas médicas y de tarjetas de crédito. Prometiendo poner sus finanzas en orden, recurrió a YouTube y encontró el “relleno de efectivo”, una estrategia de administración del dinero en la que los responsables del presupuesto dividen sus gastos utilizando efectivo físico.

En su primer año de elaboración del presupuesto, Taylor pagó $23,000 en préstamos estudiantiles y canceló sus otras deudas. Dejó intactos $20,000 en préstamos estudiantiles durante un tiempo en caso de que se condonara, pero desde entonces ha vuelto a pagar y está en camino de cancelar su deuda para fin de año. Documentó su recorrido presupuestario en TikTok y pronto descubrió que sus publicaciones se volvían virales.

Hoy en día, Taylor dirige su propio negocio de almacenamiento de efectivo, Baddies and Budgets, a través del cual vende suministros para presupuestos y otros accesorios mientras continúa brindando consejos sobre administración de dinero a sus clientes y seguidores.

Teniendo en cuenta lo que la inflación ha hecho al presupuesto estadounidense promedio, no es tan sorprendente que el gasto en alimentos esté cerca de la cima de la lista de cosas con las que luchan los seguidores de Taylor.

“En los últimos seis meses, más o menos, esa es una de las primeras preguntas que me hace la gente porque los alimentos nos afectan a todos”, le dice Taylor a CNBC Make It.

Taylor ofrece tres estrategias para cualquiera que busque limitar su gasto en alimentos, ya sea que siga un sistema de presupuesto de efectivo o no.

1. Busque cupones y recompensas

Taylor recomienda registrarse en aplicaciones que le brindan recompensas o reembolsos en efectivo por hacer sus compras, como Fetch, Ibotta, Rakuten y Shopkick. “Descarga esas aplicaciones en tu teléfono. Esos pequeños ahorros de $1 y $2 que obtienes realmente suman”, dice.

No olvide el tradicional método de cupones, que hoy en día ni siquiera requiere un par de tijeras.

“Antes siempre había cupones de recorte, pero la mayoría de las tiendas ofrecen cupones y recompensas digitales, así que regístrese para recibirlos”, dice Taylor.

2. Compre con un plan

Taylor sugiere planificar sus comidas para la próxima semana y enumerar los ingredientes que necesitará antes de ir de compras. “Siéntate, planifica tus comidas y revisa tu despensa para ver lo que ya tienes”, dice. “Entonces haz un plan para ir al supermercado”.

Mientras camina por los pasillos, mantenga abierta la aplicación de calculadora y sume lo que puso en su carrito. Hacerlo le ayudará a mantenerse dentro del presupuesto y evitará agregar elementos superfluos que inflarán su factura.

Si usted es el tipo de persona que no puede evitar comprar algunas cosas adicionales que no estaban en la lista, “Comprar en línea y recoger en la acera es una muy buena opción”, dice Taylor.

3. Ajusta tus expectativas

Según el método de presupuesto de efectivo de Taylor, retirarías tu cheque de pago en efectivo y guardarías una cantidad determinada en un sobre para comprar comestibles. En teoría, esto le da un límite estricto a lo que puede gastar, pero Taylor dice que los clientes a menudo intentan recortar demasiado de una vez.

“Llega gente que gasta 800 dólares al mes en comestibles y, de repente, dice: ‘Voy a gastar 400 dólares’”, dice. “Le dije: ‘Está bien, inténtalo’. Y no funciona”.

En esos casos, las personas terminan teniendo que sacar efectivo de otros sobres, generalmente el destinado a ahorrar o abordar objetivos financieros, como invertir o pagar deudas.

Cuando intente reducir su presupuesto para comestibles, intente reducir sus gastos poco a poco. “Recortar el 10% es realista en el clima en el que vivimos”, dice Taylor. “No hay manera de reducirlo a la mitad a menos que estés haciendo cupones serios y solo compras de ventas”.

Si puede adquirir el hábito de mantenerse dentro del presupuesto y evitar gastar demasiado, puede consolarse con el hecho de que las pequeñas ganancias financieras eventualmente lo ayudarán en el camino hacia sus metas monetarias.

“No es que alguna vez podamos cambiar o afectar el precio de los alimentos”, dice Taylor. “Pero hay pequeñas cosas que podemos hacer aquí y allá para ahorrarle un par de dólares que realmente suman y dan resultados”.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Ryan Ermey para nuestra cadena hermana CNBC.com. Para más de CNBC entra aquí.

Compartir articulo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Author picture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las Ultimas Noticias

Greta Thunberg es detenida por la policía durante una protesta contra combustibles fósiles en Países...
Claudia Sheinbaum se ausenta a ensayo general previo al debate de candidatos presidenciales para “no...
Reporte: médico israelí dice que palestinos detenidos están siendo sometidos a amputaciones “de rutina” por...
Primer debate presidencial por las elecciones en México 2024: tema, moderador, a qué hora y...

Noticias Recientes

Clima

Nuestras redes sociales